Sátrapas

Originalmente publicado en La morada de la melancolía:
Sátrapa. Uno de los insultos más graves que podía llegar a proferir esa cantera lexicográfica semoviente que era el Capitán Haddock (no sé por qué digo era: es tan eterno como?El Jabato?o?El Capitán Trueno) cuando perdía –muy a menudo– los estribos. Lo mejor de todo era… Continúa leyendo Sátrapas

Vacas y prados

Originalmente publicado en La morada de la melancolía:
Creo que durante mi infancia vi más vacas en las verdes praderas de mi tierra de las que hubiera deseado. En aquellos tiempos la provincia de Santander, que aún no era conocida como Cantabria ni tenía como jefe de aldea gala irreductible a Miguel Ángel Revilla,… Continúa leyendo Vacas y prados

Obscenidades

Originalmente publicado en La morada de la melancolía:
“Impúdico, torpe, ofensivo al pudor”. Esta es la definición que nos da el DRAE?de obsceno. En los últimos años, tal vez debido a la enorme influencia de los doblajes de las películas norteamericanas, se ha ido extendiendo en español una acepción muy concreta relacionada con el… Continúa leyendo Obscenidades

Clepsidra

Originalmente publicado en La morada de la melancolía:
En las culturas premodernas, en las que no estaba extendido el uso de luz artificial, la división entre el día y la noche tenía una importancia muchísimo mayor que en nuestros días. Los griegos tomaron prestada de los babilonios la idea de compartimentar el día en… Continúa leyendo Clepsidra