Sepulcro en Populonia

Si me ciño a parámetros puramente arqueológicos, estos fueron hablando con propiedad los primeros sepulcros etruscos del viaje. Según los versos proverbiales de Ugo Foscolo, All’ombra de’ cipressi e dentro l’urne confortate di pianto é forse il sonno della morte men duro? Ugo Foscolo, Dei Sepolcri, vv. 1-3 A la sombra de los cipreses qué duda … Continúa leyendo Sepulcro en Populonia

L’Accademia di Tatti

En demasiadas ocasiones un primer viaje con un amigo, como cualquier otro tipo de convivencia, puede deparar la poco agradable constatación de que una cosa es verse de vez en cuando y harina de otro costal una presencia cotidiana en la que se ha de compartir espacio, tiempo y decisiones y, particularmente, jerarquizar las cosas … Continúa leyendo L’Accademia di Tatti

De re langobardorum

En boca de mi contrapunto y Döppelgänger en estos sepulcros etruscos no cabe mayor denuesto que decir “eres un longobardo” o “eso son cosas de longobardos”. Bien. Tengo que reconocer que no comparto en absoluto esa enemiga. Él solo piensa en los etruscos (y a lo sumo un poco en los bizantinos) para sus poemas y sus … Continúa leyendo De re langobardorum

De un castillo a otro

Mientras vamos recorriendo la Maremma, aprovecho para leer los diarios de M. en torno al castillo de Migliano (Picadura de escorpión, Editorial Sapere Aude), que tienen un aroma innegable de novela gótica, un género en que el autor se mueve como pez en el agua. No comprendo cómo no ha escrito aún una novela gótica, … Continúa leyendo De un castillo a otro

Massa Marittima

Adjudicado está. La piazza de Massa Marittima es el ónfalos o epicentro de este viaje. Este lugar condensa los ideales de belleza, equilibrio y armonía que mis nervios y mi mente buscaban desesperadamente antes de venir a Italia. Si pasamos más de dos días sin venir a tomar café o a comer en esta plaza siento que … Continúa leyendo Massa Marittima

Amanecer en Prata

Llegamos a lo grande, cuando estaba amaneciendo, en ese preciso momento en el que no se diferencia a un lobo de un perro, el entrelubricán. Hacía un par de horas que habíamos abandonado aún de noche Livorno, tras un paseo por la ciudad desierta que, como ya he contado, me dejó bastante descorazonado. Los páramos … Continúa leyendo Amanecer en Prata

Infancia italiana

Me dispongo a hacer de Heródoto de mí mismo, pues como el Señor de la Montaña, yo ─o más bien mi mirada─ soy la materia de este libro. Italia entra en mi vocabulario, y por consiguiente en mi vida, a través de un libro de estampas sobre episodios de historia medieval, gran parte de ellos, … Continúa leyendo Infancia italiana