Palmyra, las piedras y los libros

Un comentario en “Palmyra, las piedras y los libros”

  1. Los hunos se acercan, Nicanor. Y ya no nos quedan Aecios. El último sucumbió ya sabes tú hace cuántos años y dónde. Guardémonos mutuamente el secreto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s